viernes, 21 de mayo de 2010

Problemas con las basuras en Cali

El manejo de las basuras o desechos que a diario se producen en las casas y empresas ubicadas en una ciudad es un problema que han tenido los gobiernos desde hace mucho tiempo pero este se ha incrementado en la actualidad pues vivimos en ciudades con grandes poblaciones y extensos territorios. Los residuos sólidos, según la Real Academia de la lengua Española, es “el material que queda como inservible después de haber realizado un trabajo u operación, ya sea domestico o laboral”, y por este motivo es que los gobiernos han encontrado en las basuras un gran problema, pues son cosas inservibles, y de ellas el porcentaje que se puede aprovechar es muy bajo, por lo que no se les encuentra un uso ni un lugar de disposición final adecuados a este exceso en la producción de residuos sólidos urbanos. Para hablar de algo que nos afecta directamente, tocaremos el tema de nuestra ciudad y argumentaremos que en Santiago de Cali no se ha tenido éxito con el manejo de los residuos sólidos producidos por los habitantes de la ciudad.

Lo anterior, según mi investigación, se debe a causas distintas las cuales han frenado el progreso o el mejoramiento en el trato y manejo de las basuras en la capital vallecaucana. Estas razones, en pocas palabras, pueden ser: 1) los problemas con los gobernantes y la corrupción que ha sufrido la política en el departamento, pues no sólo se roban dineros y se llevan a cabo acciones fuera de la ley, sino que, por estar más concentrados en eso, no se han tomado buenas decisiones. Además, 2) tampoco se ha contado con la suficiente tecnología y apoyo de la comunidad para superar el problema. Así mismo, 3) no se han hecho buenos estudios para determinar que estrategias y planes de gestión de residuos son más factibles para la ciudad.

Para superar esto, en el presente texto plantearemos algunas posibles alternativas de solución producto de la reflexión acerca de los problemas y dificultades que han surgido en la ciudad. Esta ha tenido que enfrentar y superar dichos impedimentos y obstáculos en el pasado, y por lo tanto tomaremos algunos de estos para aprender de ellos, analizar las situaciones que se han presentado y plantear soluciones bastante sencillas pero a la vez muy útiles, con lo que también nos daremos cuenta del por qué no se ha tenido éxito con el manejo de los residuos sólidos en Cali.

Recientemente Cali tuvo un avance, pues al menos se cambió de un “basuro” a un relleno sanitario. Llevábamos muchos años depositando las basuras de nuestra ciudad y algunas poblaciones aledañas en Navarro, lugar en el cual la capacidad para albergar los desechos llegó a su máximo a finales del siglo pasado. A esto no se le dio la suficiente importancia, a pesar de las advertencias de la CVC, entidad ambiental de la región y, por este motivo, se le hizo un gran daño al ecosistema e incluso contaminamos el río más importante de nuestra ciudad, el cual abastece de agua potable a la mayoría de la población, el río Cauca. Exactamente en el año 1997, Navarro no podía recibir más basura y su vida útil había caducado, cosa que se hubiera podido extender si se le hubiese dado un buen manejo a las basuras en el lugar, en vez de amontonarlas sin orden ni cuidado en una montaña de desechos de más de 80 metros. La solución era encontrar otro lugar para depositar los residuos, pero esto no fue nada fácil pues para esto se necesita un terreno grande y nadie quería un relleno de basuras cerca de su hogar, por lo que se dispusieron algunos lotes en los alrededores de Navarro para darle trato y sitio de disposición a las basuras temporalmente. Para nadie es un secreto a corrupción en el gobierno colombiano, y este tema de las basuras no esta exento de esto. De hecho esta mala decisión de extender el terreno del de Navarro fue tomada por el entonces alcalde de Cali Mauricio Guzmán, quien tiempo después renunció a su cargo tras probársele financiación del narcotráfico en su campaña. Se dice que fue una mala decisión pues esto trajo grandes repercusiones al ecosistema. El caso es que al “basuro” se le sobrepasó el tiempo de vida útil en más de diez años, pues no hubo suficiente cuidado con el tema por parte de los gobernantes y no se le dio el trato debido a la situación, en la cual ni siquiera se tenían trabajando empleados de una empresa capacitados sino solo recicladores y personas pobres que no tenían nada mas de que vivir sino de esta actividad. Otra cosa en la cual fallaron fue en la recolección y el transporte de los residuos por parte de la empresa encargada, Emsirva, la cual además de tener muchos problemas con sus funcionarios, tampoco prestaba el servicio en muchas partes de la ciudad. Con todo esto está más claro que debido a malos manejos de los encargados el “basuro” de Navarro, un pasado cercano en nuestra ciudad, no tuvo éxito como relleno sanitario.

Aunque se han importado tecnologías y expertos nos han visitado de otros países para ayudarnos con el manejo de residuos acá en Colombia, aun no se ha podido tener todo marchando a la perfección. En Cali no contamos con grandes tratadoras de basuras, lugares en los cuales estas se aprovechan para transformarse en energía y se recicla. Esto último tampoco está incluido del todo en nuestra cultura. La mayoría de los habitantes de la ciudad no está acostumbrada a reciclar, y tampoco están educados para hacerlo. No saben ni siquiera como separar los residuos en sus propios hogares, poniendo por separado los residuos orgánicos, el papel y cartón y el plástico que se desecha. Esto se hace mayormente en lugares públicos, como universidades y centros comerciales, pero no es suficiente. Sin embargo, en la actualidad las personas han incrementado su costumbre de reciclar e incluso desde los colegios se les enseña a las personas, pues en muchos hay diferentes canecas de basura en las cafeterías para distintos desechos y en los salones también se separa el papel del resto para aprovecharlo después, ya que hay tanto desperdicio de este. A pesar de que ya se está haciendo más, las ciudades deben educar por completo a su ciudadanía para que practique el reciclaje y no contamine innecesariamente el ecosistema pues, a pesar de ser tan simple es algo muy necesario y ventajoso en el manejo de residuos sólidos.

A comienzos del siglos XXI, el lugar para disponer las basuras en reemplazo de Navarro no era para nada claro y se estaba atentando contra el ecosistema y la salud de las personas el lugar, pero unos años después se vio que era viable abrir un relleno, ya con mas organización por parte de la alcaldía y las empresas encargadas, y se comenzó a trabajar en el proyecto. El nuevo relleno sanitario estaría ubicado en Yotoco, un municipio que se encuentra a 55 kilómetros de Cali, y en el cual se contaba con un terreno que goza de muy buena ubicación, tanto como para evitar afectar la vida de los habitantes, como para que no llegaran tantos animales carroñeros al relleno, cosa que ocurría en Navarro, pues los vientos se iban en otra dirección y este nuevo lote está ubicado en un pequeño valle. El problema con este es que, a diferencia de Navarro, está bastante lejos de la ciudad, para lo cual ya se ha cambiado al menos la empresa transportadora, que ahora es PromoAmbienteValle S.A., pero este es un problema mínimo a comparación de la mejoría que se hizo con la disposición final de las basuras con este nuevo lugar. Las personas que trabajan en este son empleados del gobierno, con cierto grado de instrucción en el manejo de residuos, y el trato que se le da a las basuras es mucho mas avanzado pues en la manera de apilamiento de estas se da espacio para que los gases salgan y también el trabajo es más organizado. Lo mejor de el vertedero de Yotoco es que se encuentra lejos de poblaciones o lugares donde haya gente viviendo, lo cual evita el daño en la salud de las personas y es un gran alivio para la comunidad. Esperamos que se siga mejorando en este lugar y la colaboración de las personas también siga en aumento.

En síntesis vimos con en Cali no se ha tenido éxito con el manejo de los residuos urbanos, debido a malos manejos por parte del gobierno, poco apoyo de la comunidad, falta de terrenos para la disposición de la basura y poca tecnología. Sin embargo, con Yotoco el problema de los residuos sólidos pareciera estar resuelto, pero esto no es cierto pues aun existen muchos impedimentos con nuestros gobernantes y funcionarios públicos, la falta de conciencia por parte de la gente todavía no se supera y los recursos económicos siguen escaseando. Nosotros como ciudadanos no podemos seguir quejándonos más de lo que colaboramos, y a pesar de que en muchos casos no vemos en nuestro diario vivir el problema que vive la ciudad con la basura, este de todas maneras nos afectan y siempre debemos tener buenos hábitos de limpieza y colaboración para con la comunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada